«RASHÔMON» de Akira Kurosawa

Inicio Foros CINE CLUB REALEJO / LA CORRALA DE SANTIAGO «RASHÔMON» de Akira Kurosawa

Mostrando 6 respuestas a los debates
  • Autor
    Entradas
    • #495 Responder
      Manuel Polls Pelaz
      Superadministrador

      Estimad@s amig@s, en el marco del ciclo de primavera del Cine-club Realejo / Corrala de Santiago, y continuando el tema del confinamiento podéis visionar, durante el fin de semana del 6 al 8 de mayo, el film «RASHÔMON» de Akira Kurosawa (Japón 1950), siguiendo el siguiente enlace de acceso gratuito:

      https://vimeo.com/414434523

      contraseña: CORRALA DE SANTIAGO

      Es una obra sencillamente magistral en lo cinematográfico y tremendamente conmovedora en lo humano, donde las miserias del mundo medieval japonés y sus personajes, nos arrastran finalmente a un sentimiento de compasión y piedad, tan sencillos como universales. Todo nace del confinamiento de unos personajes en las ruinas de un templo budista bajo una lluvia interminable…

      A partir de esta película surge en psicología sistémica el efecto «Rashômon», que consiste en reunir los componentes de un conflicto social (familiar o el que sea) y escuchar las diferentes versiones del mismo a sus protagonistas, con fines terapéuticos.

      ¡Esperamos vuestras opiniones, gracias por vuestro interés!

      Por cierto que en https://vimeo.com/415731757

      , tenéis una presentación del ciclo y del film por mi parte, que atenderé muy gustosamente vuestras observaciones, críticas, preguntas etc. con el presente debate del blog, a modo de cine-fórum.

       

       

    • #509 Responder
      miguel
      Invitado

      hola,
      me decido a escribir en este blog. primero para dar las gracias a Manuel, por las magníficas películas que nos ofrece.
      Disfruté mucho, mucho, la película anterior, la rusa, estación para dos, o algo parecido. Una gran película, magnífica. Sí que quería comentar alguna cosa de ella, en virtud al agradecimiento por haberla visto.
      Una película que permite sumergirse con sinceridad (cómo superó la censura?) en la Rusia comunista de principios de los 80, con toda la decadencia del comunismo en su máximo exponente. Con esa estética tan cuidada. La denuncia social que encierra. Y ese romanticismo velado, añejo, como de bazar antiguo. Tan inocente, tan verdadero. Qué disfrute de película. Todos los detalles tan cuidados. Y ese vapor, ese humo, fugaz, que lo envolvía todo, con el ruido de fondo de los trenes, diciendo que la vida se les iba, a cada vagón que pasaba, en esa última estación que podían tomar ambos, y también como metáfora del comunismo que se iba… a ningún lado, y que de hecho se fue, a los pocos años. Qué magnífico retrato de la Rusia comunista de los 80, previa a gorvachov, a su perestroika, con sus koljovs de campesinos corruptos, sus moneda devaluada, sus menús para proletarios, su cruel jerarquía de clases… su vodka racionado. en fin.
      Y nos quejamos ahora por esta unos dias confinados, por ir al super con mascarilla… cuánto nos queda aún por aprender.
      Muchas gracias.

      • #511 Responder
        Manuel Polls Pelaz
        Superadministrador

        Estimado Miguel, gracias por tus alentadoras palabras. Me encanta tu descripción de la trama cuando hablas de «Y ese romanticismo velado, añejo, como de bazar antiguo. Tan inocente, tan verdadero.». Sí es cierto que hay un arte de saber perder unos trenes y coger otros, y ello es metáfora en el film de la vida como pérdida, pérdida amable en el algunos afortunados casos… La esperanza es para mí el arte, el que refleja con belleza el arte de perder, incluso cuando aparentemente se gana, y que no es lo mismo que saber perder. Maravillosa película «Estación para dos», llena de algo que tenemos muy en común las personas, y que forma parte de lo mejor de nuestra especie…

    • #510 Responder
      Laura Apolonio
      Invitado

      Me ha encantado la película, muchas gracias Manuel y Elena. Comparto aquí un artículo sobre la película que aporta algunas reflexiones muy útiles. Lo encontré porque quería saber qué significado tenía la palabra Rashomon y aquí lo explican muy bien además de aportar otras informaciones: https://www.revistadelibros.com/blogs/viaje-a-siracusa/akira-kurosawa-rashomon
      La película es buenísima! Y qué final más conmovedor!

      • #512 Responder
        Manuel Polls Pelaz
        Superadministrador

        Gracias Laura por tus palabras y el enlace, que fectivamente es muy informativo.
        Para los que no tengáis mucho tiempo aclarar que el film toma su título de la puerta de Rashōmon, la más grande de las dos puertas de la ciudad japonesa de Kioto durante la era Heian. El guión se basa es un cuento del escritor japonés Ryūnosuke Akutagawa, inspirado en las historias de Konjaku Monogatarishū. Parece ser que en ese lugar de las afueras de Kioto se abandonaban cadáveres e incluso niños recién nacidos, con lo cual el final del film parece más verosímil, sin quitarle emoción. Es un film duro y muy consistente, aunque al final se fragiliza maravillosamente, como la vida cuando se rompe en mil pedazos atornasolados, y cada uno refleja una emoción distinta pero siempre bella…

    • #513 Responder
      Teresa Gómez Ordóñez
      Invitado

      Hola Manuel. Quiero agradecerte poder participar en el blog y ver las películas que ofreces. Siempre me ha gustado el cine y conozco muchas de Kurosawa. Rashomon no la conocía, me ha gustado, mucho.
      El personaje de Tajomaru, bastante zumbado, o lo parece por su histrionismo,me ha resultado conmovedor.
      Los movimientos en la arena con las manos y el vestido de la mujer durante el juicio y los contrastes entre las sombras, con la lluvia torrencial en las ruinas del templo y las luces y el reflejo del sol en el bosque,visualmente me impactaron.No quiero extenderme,da para mucho la película(la derrota en la Segunda Guerra Mundial,la situación de la mujer, la negatividad de la naturaleza humana…) Mil gracias. Salud y suerte.

    • #514 Responder
      Teresa Gómez Ordóñez
      Invitado

      He dicho conmovedor refiriéndome a Tayomaru y no puedo utilizar esa palabra con un violador. Digamos que me ha resultado genial la interpretación, incluso me ha divertido.

      • #515 Responder
        Manuel Polls Pelaz
        Superadministrador

        Estimada Teresa, un placer leerte y saber que estás «ahí». Yo también creo que esta película de Kurosawa tiene un equilibrio y un ascetismo conmovedores. Todos los detalles visuales son enérgicos, intuitivos, y muy medidos, justos. La escena del juicio verbal es una lección de hacer cine con lo que no se ve, pues sólo aparecen los testigos en el suelo y una linea de horizonte…
        En cuanto a la interpretación de Toshiro Mifune efectivamente parte de la crítica la ha considerado istriónica, pero yo me alío con los que ven en el registro del personaje una fuerza tan creíble como absurda, de bandolero rural y asesino medieval.
        Por suerte para los momentos que nos toca vivir, parece que el monje recupera la fé en la especie humana cuando el leñador adopta al niño abandonado…
        ¡Un fuerte abrazo!

    • #516 Responder
      Cristina
      Invitado

      Gracias Manuel y Elena por traernos a casa la Corrala virtual. Rashomon me ha gustado mucho. Uno agradece la lentitud del relato.Una factura perfecta. Me gusta como resalta el egoísmo y la mentira en esa sociedad(que aún sigue magnificada en la nuestra).La actuación del ladrón me parece impecable. Y la ingenuidad del cura bien dibujada, pues él y el pastor, los dos personajes que quedan en la escena final, son los que hacen concebir la esperanza.
      Confieso que al final no me queda claro quien es el asesino , no se si por que la ví comenzando la madrugada o por que Akira quiere que cada espectador nos decantemos por una de las versiones ofrecidas. ¿Qué me podéis decir para sacarme de la duda?

      • #518 Responder
        Manuel Polls Pelaz
        Superadministrador

        Estimada Cristina, un placer leerte. Tu análisis de los principales caracteres es muy certero, y yo también creo que la actuación del bandolero, interpretado por Toshiro Mifune, es formidable.
        En cuanto a tu pregunta, creo que finalmente es la última versión del leñador la que parece más verosímil: Marido y bandolero desprecian a la mujer, y esta se venga provocándoles un duelo en el que vence el bandido. Ella consiguirá escapar… Y el leñador rapiña la daga con incrustaciones de la dama, olvidada en el lugar de su huida.
        Como comenta muy bien José Luis en su intervención (ver sus líneas aquí abajo), y como tú también refieres, es posible que a Kurosawa no le interesase especialmente dilucidar entre verdad y falsedad de los relatos, sino confrontar posibles desenlaces de un mismo crimen, todos ellos igualmente posibles y malvados.

    • #517 Responder
      jose luis gomez ordóñez
      Invitado

      Bien, otro regalo artístico de Manuel. Gracias. Uno podría reaccionar como el personaje, a mi juicio, central del film, el que lo inicia y lo acaba, el leñador, el más simplón, quién se muestra abatido porque no entiende nada y termina redimiendo su culpa con un enorme acto de generosidad. El espectador queda subyugado por el escenario del templo majestuoso y ruinoso batido por la lluvia, furiosa e intemporal. Ese escenario nos penetra en lo más íntimo y en él se deshacen, en la lluvia y en la historia, las diferencias, aunque ricas en alusiones, de los tres relatos sin que nos importe ni poco ni mucho cual sea el verdadero de ellos. El bosque y la corte de justicia son escenarios de la acción pero el verdadero escenario de la representación de la tragedia es el de la pagoda. Y de las otras dos tríadas, las de los personajes –bandido/ mujer/ caballero y pícaro/ desgraciado/ sacerdote- cabría esbozar relaciones de correspondencia y relación….pero lo que me parece más relevante ya queda dicho. Quizás añadir cuán universal se muestra esta obra de arte, atravesando culturas y tiempos. Uno no se entera de que sea japonesa ni medieval. Buenas noches, amigos.

      • #519 Responder
        Manuel Polls Pelaz
        Superadministrador

        Querido José Luis, te refiero algún dato que alomejor te interese como urbanista (extraído del artículo que nos refirió Laura Apolonio hace un par de días, ver arriba), sobre el emplazamiento de ese escenario de la representación: Rashomon significa «la puerta del castillo». Durante la era Heian, fue la más grande de las dos puertas de la ciudad japonesa de Kioto. Se construyó en 789 y su altura rozaba los ocho metros. En el siglo XII comenzó su decadencia. Con el tiempo, acabó convirtiéndose en refugio de vagabundos y forajidos. Muchas veces era el último destino de los cadáveres que nadie reclamaba o de los recién nacidos abandonados por sus padres. El escritor Ryūnosuke Akutagawa (1892-1927) escribió un cuento sobre el lugar titulado Rashomon, que narraba (….). Akutagawa, que se suicidó con treinta y cinco años, descarta cualquier forma o indicio de esperanza. El mal triunfa obscenamente en su cuento. La dignidad y la compasión se esfuman ante el acoso de la pobreza y la desesperación. En su nota de suicidio, Akutagawa señaló que se quitaba la vida para huir de «un sombrío desasosiego», de una mordiente ansiedad, donde apreciaba signos de una incipiente locura. Sin fe en el hombre, huyó de sus fantasmas, convencido de que la muerte no le proporcionaría felicidad, pero sí reposo y paz.»
        Kurosawa se aparta del relato de Akutagawa y aporta en su film un final tan desequilibrado narrativamente como emocionalmente esperanzador, que arranca en nosotros sus espectadores una alentadora humanidad. Todos agradecemos la generosidad del leñador adoptando al bebé, y esta sensación maniqueísta entre el bien y el mal a favor del bien, contrasta con la ambigüedad con que se trata a los personajes del crimen y sus testigos, a quienes presenta moralmente sin paliativos con un carácter rozando lo demoníaco.

Mostrando 6 respuestas a los debates
Respuesta a: «RASHÔMON» de Akira Kurosawa
Tu información: